Your web-browser is very outdated, and as such, this website may not display properly. Please consider upgrading to a modern, faster and more secure browser. Click here to do so.

A floating top hat? How wonderfully absurd!

Mar 26 '14
"Tratamos de darle forma al mundo revistiéndole de carne, de colores, concretarle en algo análogo. Éste es el origen del canto con palabras, de la opera. Lo cual constituye una verdadera inversión, pues estos ocupan siempre un lugar subordinado. Cuando la música es forzada a amoldarse a las palabras y a los hechos se le fuerza a hablar un lenguaje que no es el suyo."
Schopenhauer
Feb 21 '14

Stevenson y la felicidad

He never faltered in the task he set himself — the task of happiness. He began to preach his gospel as a child. He would not have his tawdry toy sword disparaged even by his father. “I tell you,” he said, “the sword is of gold, the sheath of silver, and the boy who has it is quite contented.” In the same manner he transformed a coddling shawl into a wrap fit for a soldier on a night march. To the end of his days he was eager to be happy.

—Chesterton

Feb 3 '14

44.

[…] como si Combray consistiera tan sólo en dos pisos unidos por una estrecha escalera, y en una hora única: las siete de la tarde. A decir verdad, yo hubiera podido contestar a quien me lo preguntara que en Combray había otras cosas, y que Combray existía a otras horas. Pero como lo que yo habría recordado de eso serían cosas venidas por la memoria voluntaria, la memoria de la inteligencia, y los datos que ella da respecto al pasado no conservan de él nada, nunca tuve ganas de pensar en todo lo demás de Combray. En realidad, aquello estaba muerto para mí.

¿Por siempre, muerto por siempre? Era posible.

En esto entra el azar por mucho, y un segundo azar, el de nuestra muerte, no nos deja muchas veces que esperemos pacientemente los favores del primero.

[…]

Así ocurre con nuestro pasado. Es trabajo perdido el querer evocarlo, e inútiles todos los afanes de nuestra inteligencia. Ocúltase fuera de sus dominios y de su alcance, en un objeto material (en la sensación que ese objeto material nos daría) que no sospechamos. Y del azar depende que nos encontremos con ese objeto antes de que nos llegue la muerte, o que no lo encontremos nunca.

Por el camino de Swann, Proust

Ene 23 '14

262

[…]

Soy los alrededores de una ciudad inexistente, el prolijo comentario de un libro que nunca se escribió. No soy nadie, nadie. No sé sentir, no sé pensar, no sé querer. Soy una figura de novela aún no escrita, existiendo en el aire y deshecha sin haber existido entre los sueños de quien no supo completarme.

Siempre estoy pensando, siempre estoy sintiendo; pero mi pensamiento no encierra raciocinios, mi emoción no contiene emociones. Estoy cayendo, desde la trampa aquella en las alturas, a través del espacio infinito, en una caída sin dirección, infinita y vacía. Mi alma es un maelstrom negro, vértigo inmenso en torno a un gran vacío, movimiento de un infinito océano alrededor de un vacío agujero, y en las aguas que más que aguas son un puro girar, flotan todas las imágenes de lo que vi y oí en el mundo, arrastran casas, caras, libros, cajones, rastros de música y sílabas de voces, en un remolino siniestro y sin fondo.

Yo, realmente yo, soy el centro que no hay en todo esto sino como una geometría del abismo; soy la nada en torno a la cual gira este movimiento sólo por girar, sin que ese centro exista por otra razón que no sea la de que todo círculo lo tiene. Yo, verdaderamente, yo, soy el pozo sin fondo paredes, pero con la viscosidad de las paredes, el centro de todo con la nada en torno.

Y es, en mí, como si el propio infierno se riera, sin tan siquiera la humanidad de unos diablos riéndolo, la locura graznada del universo muerto, el cadáver rodador del espacio físico, el fin de todos los mundos oscilando negro en el viento, disforme, anacrónico, sin un Dios que lo hubiera creado, sin él mismo que rodando sigue en las tinieblas de las tinieblas, imposible, único, total.

¡Poder saber pensar! ¡Poder saber sentir!

—Libro del desasosiego, Fernando Pessoa

Ene 21 '14
"What is innovation, to these McCarthyists who might dare criticize Gears of War? Is it always having widgets and gadgets and Pennyforth Crumblestackers to collect? Is it earning new abilities and upgrading to new equipment at every turn? Do they want heart containers split into fifths instead of fourths? Do they want a double-jump, earned via a magic artifact hidden after a boss room, so the player can jump over that slightly taller wall and continue to the next single-jumping segment, during which the player will double-jump all over the place just because he can?"
Sep 30 '13
"Wells, verosímilmente, desconocía el texto de Coleridge; Henry James conocía y admiraba el texto de Wells. Claro está que si es válida la doctrina de que todos los autores son un autor, tales hechos son insignificantes. En rigor, no es indispensable ir tan lejos; el panteísta que declara que la pluralidad de los autores es ilusoria, encuentra inesperado apoyo en el clasicista, según el cual esa pluralidad importa muy poco. Para las mentes clásicas, la literatura es lo esencial, no los individuos."
Borges
Ago 6 '13
"Certain environmentalists delight in proving that every catastrophe - even natural ones - is man-made, that we are all guilty, we exploited too much, we weren’t feminine enough. All this bullshit. Why? Because it makes the situation “safer". If it is us who are the bad guys, all we have to do is change our behaviour. But in fact Mother Nature is not good - it’s a crazy bitch."
Jun 28 '13
"The entire purpose for the Game Industry to keep pushing the AAA big budget model is to eliminate competition. Gaming used to be where anyone in a garage could make a game and have it be competitive. Today, that is no longer the case. You need hundreds of artists, half a decade or more, and hundreds of millions of dollars to make a ‘competitive game’. The ‘Middle Class’ of game companies have been destroyed much to the Game Industry’s great joy."
Abr 12 '13

Si dios fuera programador

Creo que la única forma de solucionar el problema de la Libertad Humana, la única manera de evitar la idea de que objetivamente estamos manejados por diversos mecanismos y que la libertad solo es una ilusión, es entender a la realidad como algo incompleto, como ontológicamente no del todo constituida. ¿Qué quiero decir con esto? Lo puedo explicar de manera popular, tendiendo un maravilloso paralelo con los videojuegos: En los videojuegos, la realidad no está construida completamente: vemos una casa en segundo plano, pero la casa no está terminada, no está completamente programada, porque el juego no preve que vayamos a entrar ahí; o vemos árboles difusos en el fondo de la escena, pero no podemos acercarnos y ver cómo son esos árboles: existen, pero solo en ese estado de difusión; el universo no está completamente construido. La idea, genial, es: ¿Y si nuestro mundo estuviera constituido de manera similar? Es algo que descubrió la física cuántica, con el principio de indeterminación de Heisenberg, que la realidad misma no está completamente constituida. Si nos acercamos lo suficiente, vemos que la realidad se vuelve difusa, que no está claramente identificada. En otras palabras, y ahora llega el chiste, es como si Dios fuera una especie de programador que creyó que los hombres seríamos demasiado estúpidos como para investigar la realidad hasta el final: ¿porqué iba a tomarse el trabajo de programar todo hasta el último nivel cuántico y subatómico? ¡Hay allí cosas que realmente no están determinadas! Creo que como materialistas, debemos pensar esa apertura, esa falencia ontológica, sin Dios. La realidad no está elaborada por completo; es como si hubiera agujeros blancos y negros, puntos ciegos en la realidad… y esa indeterminación de la Realidad pude, quizás, salvar la Libertad.

Fuente

Feb 7 '13
"Our fundamental delusion today is not to believe in what is only a fiction, to take fictions too seriously. It’s, on the contrary, not to take fictions seriously enough. You think it’s just a game? It’s reality. It’s more real than it appears to you. For example, people who play video games, they adopt a screen persona of a sadist, rapist, whatever. The idea is, in reality I’m a weak person, so in order to supplement my real life weakness, I adopt the false image of a strong, sexually promiscuous person, and so on and so on. So this would be the naïve reading… But what if we read it in the opposite way? That this strong, brutal rapist, whatever, identity is my true self. In the sense that this is the psychic truth of myself and that in real life, because of social constraints and so on, I’m not able to enact it. So that, precisely because I think it’s only a game, it’s only a persona, a self-image I adopt in virtual space, I can be there much more truthful. I can enact there an identity which is much closer to my true self."

The Pervert’s Guide to Cinema - Slavoj Zizek

Sep 27 '12

88.

Cuando dejo de lado mis artificios y coloco en un rincón, con cuidado lleno de cariño—con ganas de darles besos—mis juguetes, las palabras, las imágenes, las frases—¡me vuelvo tan pequeño e inofensivo, tan solo en un cuarto tan grande y tan triste, tan profundamente triste!..

¿Quién soy, al fin, cuando no juego?

Pessoa

Sep 26 '12

89.

La única actitud digna de un hombre superior es persistir tenazmente en una actividad que se reconoce inútil, el hábito de una disciplina que se sabe estéril, o el uso fijo de normas de pensamiento filosófico y metafísico cuya importancia se siente como nula.

Pessoa

Ago 14 '12

Prólogo de la reseña de Darksiders II

Reyes o mendigos, enfermos o sanos, dichosos o desventurados: tengo una propuesta interesante. Voy a darles un preciado regalo. No hablo de ventura o desventura, tampoco de oro o el tedio de una vida llena de placer. No se trata de una consolación o un trofeo vulgar y abigarrado. Mi obsequio es lo que más abunda en el universo: hay legiones de piedras y polvo que lo ostentan con orgullo desde hace siglos. Siempre que volteen su mirada a la bóveda celeste lo verán ahí, cundiendo el amplio vacío con su fría negrura. Vengo a ofrecerles un don único e íntimo: el nunca buscado, el que encierra en su misterio el infinito, el que experimentan —a veces— como un tímido escalofrío en sus vértebras. Mi regalo es la promesa vana de un paraíso inexistente, la nada, el vacío, la gloria sempiterna de nunca haber existido, los siglos que los precedieron, la eternidad que los sucederá. Les obsequio, como dijo el griego, la máxima quimera: porque, cuando ustedes son, yo no existo y, cuando estoy yo, ustedes se han esfumado. Soy Muerte.